Archivo

Posts Tagged ‘Tecnología’

En defensa de los derechos fundamentales en internet

07/12/2009 1 comentario

Durante estos días pasados se ha armado un gran revuelo en la red  por el anteproyecto de ley  (Ley de Economía Sostenible) propuesto por el gobierno en el que incluía la posibilidad de cerrar páginas web que vulneraran los derechos de autor por una comisión sin necesidad de la intervención del poder judicial.

De aprobarse esta medida podría tener unas consecuencias imprevisibles y muy peligrosas para la libertad de expresión en la red, vulnerando derechos fundamentales recogidos en la constitución en favor de los manidos derechos de autor.

Es por esto que la movilización en internet no se hizo esperar redactando un manifiesto que se ha podido leer en muchos blogs y webs .

Aunque después de estas medidas llevadas a cabo por los internautas españoles Zapatero declaró que no se cerraría ningún blog o página web, sigue con la idea de crear dicha comisión, por lo que quiero hacerme eco del manifiesto en mi blog, en contra totalmente de la medida que quiere adoptar el gobierno y con la que muchos de los artistas  (y no tan artistas) nacionales están de acuerdo.

Manifiesto:

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Microsoft siempre barriendo para casa

27/10/2009 Deja un comentario

bing

Vaya por delante que no soy de esas personas (que sí, que las hay) que critican sistemáticamente cualquier movimiento por parte de Microsoft. Normalmente prefiero probar las cosas o informarme bien antes de criticar. En mi ordenador tengo desde hace bastantes años el Windows XP y lo considero un buen sistema operativo, aunque tenga sus limitaciones. Suelo utilizar tanto éste como el Ubuntu según lo que necesite hacer o según me de. Normalmente paso largas temporadas usando uno hasta que paso al otro y viceversa. También puedo decir con cierto orgullo que el Windows Vista (aunque sí lo he probado) nunca pasó por mi ordenador y visto que en Microsoft parece que han corregido el tremendo error que cometieron creo que nunca tendré que instalarlo en ningún ordenador mío.

Todo esto viene a colación por el nuevo buscador de la empresa de Redmond. Hace poco Microsoft presentó bing, su nuevo buscador. Y la verdad que me llamó la atención. Es bastante parecido a google aunque parece tener algunas mejoras con respecto a la búsqueda de imágenes, y parece que por fin dejaban de lado ese horrible buscador que era msn. Uno puede pensar que para qué quiero un buscador parecido a google si ya tengo éste. Pues no lo se, pero tampoco me gusta casarme con nadie y por todos es sabido que la competencia nos beneficia a los usuarios.

Pues bien, supongo que todos o al menos muchos de nosotros alguna vez nos ha dado por poner en el buscador nuestro nombre y ver qué es lo que aparece. Esta vez no fue mi nombre lo que introduje, sino la palabra guanijey, a ver en que puesto de los resultados aparecía. Y quise probar en varios navegadores a ver si habían diferencias significativas.

En google, el blog aparece en la quinta posición. En Terra aparece también en la quinta posición. En Yahoo! al realizar la búsqueda incluye también la palabra guanajay, y el blog aparece en la quinta posición, pero si restringimos la búsqueda a la palabra solicitada únicamente, aparece en primera posición. En cuanto al navegador de Microsoft sitúa al blog en la tercera posición. Hasta aquí todo normal. Lo curioso del asunto es que en todos y cada uno de los buscadores utilizados la página que aparece es la página principal del blog (algo normal por otra parte). Sin embargo en bing el enlace que nos muestra no es el de la página principal, sino que enlaza directamente al post que escribí hace varios días con motivo del lanzamiento de Windows 7. ¿Casualidad?

Además no aparece ningún otro resultado relacionado con el blog, ni aunque busquemos “guanijey wordpress” o “guanijey.wordpress.com”.

Parece que los chicos de Microsoft intentan promocionar sus productos o darnos los resultados que a ellos más le interesan.

No creo que esta sea una práctica loable ni adecuada. Creo que de momento me quedo con google, mientras no traicione mi confianza.

De editoriales, libros electrónicos y demás

16/10/2009 Deja un comentario

Estaba fijándome en las reseñas de libros que llevo puestas en el blog y resulta que los 3 ejemplares que tengo son de la colección byblos.

Byblos fue una colección de libros de bolsillo que sacó Ediciones B hace unos años en la que los libros costaban entre 5 y 6 euros (creo que al principio 5 y luego subieron un poco). Grandes títulos de grandes autores.

Esa colección ya está descatalogada. Siempre que me paso por alguna librería y veo libros de byblos me paro a mirar, porque nunca sabes si encontrarás una gran obra que no volverás a ver editada o tardará muchos años.

No se cuál fue el motivo de la desaparición de esta colección. Puede que el volumen de ventas no haya sido el esperado, pero, sin ningún tipo de datos creo que eran unos libros que tenían muy buena aceptación.

Los libros, como ya he dicho, son de bolsillo y no es que tengan una calidad increíble, pero son, digamos, correctos. Si se los trata bien creo que pueden durar muchos años.

La mayoría de libros que salen al mercado cuestan entre 15 y 20 euros. Creo que no soy el único al que le parece un precio demasiado alto. Por esto mismo, cuando voy a comprarme un libro no lo hago a la ligera. Siempre busco opiniones, reseñas, otros libros del autor…

Creo que tengo algo más de 20 libros de ésta colección. Y es que, al fin y al cabo, lo que cuenta es la historia que está dentro. Y prefiero conseguir 3 historias con un poco menos de calidad que 1 a gran calidad. Lo realmente enriquecedor es el contenido y no unas robustas tapas duras o un bonito dibujo en la portada.

Me encanta leer, pero no soy una persona a la que le sobre el dinero precisamente. Y en estos tiempos (no voy a mencionar la dichosa palabra) creo que se hace más difícil dedicar un esfuerzo económico a las aficiones de cada uno.

El otro día, tras la reseña de uno de los libros de Hyperion comentaba que fue publicada una edición con los dos libros titulada Los Cantos de Hyperion. Éste, es un libro enorme, con tapas duras y un acabado que parece muy muy “>cuidado. En éste caso, creo que el precio está sobradamente justificado. Es decir, es una historia muy buena, con cierta fama y a más de uno nos gustaría hacernos con un ejemplar así para poder conservarlo de por vida.

Sin embargo, hay ocasiones en las que encuentras en una librería un libro que te llama la atención, puede ser por el título, la portada o por el texto de la contraportada. Pero resulta que es un autor nuevo o del que nunca has oído hablar. Y te cuesta el libro 18 euros. Es ahí donde yo por lo menos me echo atrás. Aunque alguna vez si vuelvo a ver el libro y dependiendo del día es posible que me lo compre, pero en la gran mayoría de las ocasiones se queda ahí. Supongo que como yo habrá muchos. Y no creo que así sea fácil que un autor se de a conocer.


Y en estas estamos cuando empieza a asomar el libro electrónico.

Parece que el ser humano está condenado a repetir los mismos errores una y otra vez.

Ya todos sabemos lo que ha venido pasando con la industria discográfica. Y lo que han tardado en darse cuenta de que el modelo de negocio debía cambiar (hay algunos que todavía no se han dado cuenta).

La red se llena estos días de noticias sobre lectores de libros electrónicos. Ya sabemos que Google abrirá una tienda online a mediados del 2010. Que dentro de nada tendremos el famoso Kindle de Amazon por Europa. Y cada vez son más los modelos que van apareciendo en el mercado. Es sólo cuestión de tiempo que estos “cacharritos” bajen de precio. Y aún con el precio que tienen ahora mismo, una persona que lea bastante lo amortizaría rápidamente.

Por lo poco que he podido probar un lector (papyre 6.1 un ratito en media markt), creo que es un poco molesto el tiempo que tarda en cargar la página siguiente. Hay quien dice que no es ningún inconveniente, que es lo que tardarías en pasar la página en un libro normal, pero realmente es el doble de veces que en un libro normal. Y sería mucho más cómodo si se redujera ese tiempo.

Se supone que esta próxima navidad puede dar un gran impulso a esta nueva tecnología y de ese modo llegarán las mejoras. Se habla de pantallas táctiles, a color, conexiones de varios tipos…

A mi personalmente me valdría con que estuviera dotado de un buen sistema de búsqueda, con ese descenso del tiempo de refresco del que hablaba antes y poco más. Para nada creo que sea imprescindible, ni siquiera necesario, el wifi, la pantalla táctil, pantalla a color (aunque entiendo que sea importante para los aficionados a los comics) o demás novedades que se empeñan algunos fabricantes en colocar.

Creo que el fabricante que se centre en la simplicidad y consiga bajar el precio considerablemente se llevará una gran parte del mercado, al menos hasta que los demás se pongan a su altura.

Una vez que se popularicen los lectores, la piratería de libros electrónicos aumentará de una manera considerable. Y de esto se tienen que dar cuenta las editoriales. Hoy en día ya es muy muy “>sencillo conseguir libros en formato electrónico. Además son archivos que pesan muy poquito (del orden de medio mega a un mega). Quizás deberían ir pensando ya en empezar a comercializar libros electrónicos seriamente y a un precio competitivo.

Espero que no dejen pasar la oportunidad de aprovechar un mercado emergente que parece que se va a convertir en el futuro.