Archivo

Posts Tagged ‘Douglas Adams’

[Frases y citas] Douglas Adams – Guía del autoestopista galáctico

04/01/2010 7 comentarios

En la actualidad, la fatiga y la tensión nerviosa constituyen serios problemas sociales en todas partes de la galaxia, y para que tal situación no se agrave es por lo que se revelarán de antemano los hechos siguientes:

Antes de tranquilizar al lector sobre lo que iba a ocurrir en el siguiente capítulo.

Guía del autoestopista galácticoDouglas Adams

[Libro vs Película] Guía del autoestopista galáctico

19/11/2009 1 comentario

guía del autoestopista galáctico película

VS

Tras muchos años de lucha por parte de muchos, con Douglas Adams a la cabeza, para que se llevara la Guía al cine, tuvo que ser el desagradable incidente de la muerte del autor la que le diera el empujón definitivo al proyecto y lo hiciera llegar a buen puerto. Así en 2005, con Garth Jennings dirigiendo el proyecto se estrenó la esperada película. El encargado del guión fue Karey Kirkpatrick, quién se valió de todos los guiones y borradores escritos por el propio Adams a lo largo de los años anteriores a su muerte.

Nada más comenzar la película se nota lo mucho que se ha respetado la obra de Adams y su mano en los guiones, ya que a pesar de algunos cambios en la estructura de la historia o en algunos detalles, podemos ver cómo hay diálogos casi calcados del libro. Además hace uso de la guía casi exactamente igual que en la obra original.

Han sabido transmitir el carisma de cada personaje, sobre todo de Zaphod y el robot Marvin, mostrándolos casi como uno se los imagina al leer sobre ellos. Además, llevan al pie de la letra la obsesión de los vogones por la burocracia y el cumplimiento de las leyes establecidas.

Una de los detalles que no me gustaron de la película fue que no le dieran un poco más importancia al momento de la respuesta dada por el ordenador Pensamiento Profundo a la pregunta última de la vida el universo y de todo lo demás, pero quiźas sea porque fue el momento del libro con el que más disfruté y en la película pasa casi inadvertido. Sin embargo hay momentos buenísimos que le hacen justicia al libro, como por ejemplo el de la ballena y la maceta de petunias.

La forma de mostrar los artículos de la guía con la voz en off me parece muy acertada. Y el modo en el que viaja la nave cuando activan la energía de la improbabilidad es absolutamente desternillante.

En el final hay un cambio con respecto al libro supongo que por exigencias “hollywodienses” que parece que siempre tienen que darle el mismo final a las historias y no contemplan nada que termine de otro modo.

En resumen, me deja gratamente sorprendido esta adaptación, e incluso creo que al contrario de lo que pasa con muchas adaptaciones dejará más satisfechos a los que se hayan leído el libro que a los que se acercan por primera vez a la obra.

Creo que Adams estaría satisfecho si pudiera ver su mejor obra en la pantalla grande. Bonito el detalle de dedicarle la película nada más acabar. Y es que este genio estará para siempre con nosotros a través de sus obras.

[Reseñas] Guía del autoestopista galáctico

12/11/2009 5 comentarios

Autoestopista

Título: Guía del autoestopista galáctico

Autor: Douglas Adams

Año: 1979

Un servidor, imagino que al igual que la mayoría de los mortales, siempre tiene asuntos pendientes que resolver. De hecho, parece que cuando consigues terminar con uno de ellos, se te acumulan varios más. Pues bueno, puedo decir que estos días he concluído una de mis tareas pendientes. La lectura de la Guía del autoestopista galáctico. Y es que no se si por culpa mía o por las leyes de la improbabilidad, nunca había caído en mis manos un ejemplar de este libro. Solucionado este problema, no me hicieron falta más que 2 o 3 días para poder quitar ésta de mi pila de tareas.

La historia comienza un jueves cualquiera, en el que Arthur, un terrícola como otro cualquiera, se entera no sólo de que van a derribar su casa para construir una circunvalación, sino de que van a destrozar el planeta entero para construir una autopista intergaláctica. Gracias a su amigo Ford, que restultó no ser un terrícola como le había dicho, sino un autoestopista que llegó hace quince años a la Tierra y no ha podido salir de ella, Arthur consigue salvar su vida y salir al espacio exterior con él. Esto es solo el principio, ya que a partir de ahí se encontraran con el presidente de la Galaxia, Zaphod y su novia Trillian, una terrícola que ya había abandonado el planeta además de con un robot deprimido llamado Marvin. Juntos empezarán a vivir estrambóticas aventuras a lo largo y ancho del universo.

Adams nos presenta todo un universo lleno de extrañas criaturas enseñándonos distintas culturas y razas alienígenas sin centrarse en la descripción de las mismas, sino mostrándonos las situaciones más inverosímiles con un estilo un poco caótico a veces, aunque sumamente divertido.

Muy bien utilizado el recurso de la guía del autoestopista galáctico, que es un libro electrónico del cual Ford posee un ejemplar y que utilizan (sobre todo Arthur) a modo de enciclopedia, obteniendo descripciones cuando menos curiosas de los distintos planetas o seres que forman el universo.

Seguramente sea éste el libro con el que más me he reído. Al menos estoy seguro de que tiene el gag más gracioso con el que me he encontrado en una lectura: el momento en que el ordenador les da la respuesta a la pregunta última de la vida, el universo y todo lo demás tras siete millones y medio de años de espera. Es increíble. Las personalidades con las que dota a las inteligencias artificiales presentes son de lo más hilarantes.

En fin, no diría que es un libro recomendable, diría que es imprescindible. Además, es una obra atemporal y relativamente sencilla de conseguir.

En cuanto a la edición que leí, es de la colección Compactos de Anagrama. Como curiosidad decir que de las 290 páginas con las que cuenta el libro, solo 190 corresponden a la obra de Adams, ya que a ésta le sigue un epílogo escrito por Robbie Stamp tras la muerte de Douglas Adams, en el que explica las dificultades que tuvo Adams cuando intentó llevar su obra a la gran pantalla y cómo finalmente se pudo realizar la adaptación, aunqeu el autor no pudiera verla. Además, tras este epílogo nos encontramos con entrevistas a varios de los actores de la película y el guionista.

Si antes decía que cuando terminas una tarea pendiente normalmente aparecen varias más, este libro no iba a ser distinto. Y es que, después de terminarlo a uno solo le entran ganas de seguir con el resto de historias de estos personajes, ya que la serie está definida como una “trilogía de cinco libros”. Solo esta obra podría definirse de este modo…