Archive

Posts Tagged ‘Ciencia Ficción’

[Reseñas] El día de los trífidos

02/02/2010 1 comentario

Título: El día de los trífidos

Autor: John Wyndham

Año: 1952

Editorial: Minotauro / Booket

Año de edición: 2007

Nº de páginas: 317

Hacía ya tiempo que le tenía ganas a este libro. Desde que empecé a leer ciencia ficción, siempre me he estado informando sobre libros que hayan sido o sean referencia en el género. Y en no pocos listados aparece esta obra de Wyndham. Además, dentro del género, estas historias apocalípticas me llaman mucho la atención, ya que, a pesar de leer casi en exclusiva novelas de ciencia ficción, a menudo necesito olvidarme de naves espaciales y alienígenas y encontrar una historia que se centre más en el mundo que nos rodea y en las consecuencias físicas y morales que podrían acarrear en nuestra sociedad.

El día de los trífidos comienza con unas extrañas y atractivas luces en el firmamento a las que la mayoría de la humanidad no se resiste a contemplar. Al día siguiente todos los que vieron las luces amanecen completamente ciegos. Solo unos pocos afortunados que por una circunstancia u otra no las vieron conservarán su vista para ver como el mundo empieza a precipitarse en una rápida y cruda decadencia.

Uno de los afortunados que aún conservan la vista es Bill Masen, y a través de sus ojos y sus vivencias nos introduciremos y casi viviremos una angustiosa lucha por la supervivencia en la que conseguir refugio y alimentos se antojan fundamentales.

Hasta aquí nos encontramos con un futuro poco halagüeño, pero si a esto añadimos la existencia de los trífidos, las esperanzas empiezan a disminuir hasta casi desvanecerse. Los trífidos son una nueva especie vegetal de unos dos metros de altura, cultivadas por el hombre con fines comerciales. Estas plantas poseen la capacidad de moverse y tienen un poderoso aguijón con el que atacan a los seres humanos.

Por tanto, los supervivientes tendrán que luchar contra la precaria situación, contra los trífidos y por supuesto contra sus congéneres, ya que cada uno intentará hacer la guerra por su cuenta. Esto nos deja el interrogante de qué especie será la nueva dominadora del planeta.

Massen posee la ventaja de haber trabajado anteriormente con los trífidos y conoce perfectamente la amenaza que pueden suponer.

Wyndham nos describe el mundo y su crudeza de la manera más realista posible y consigue que en pocas páginas estés inmerso en la historia como si de uno más de los supervivientes se tratase.

La novela entra directamente, bajo mi criterio, dentro de los fundamentales de la ciencia ficción.

[Reseñas] Estación de tránsito

30/01/2010 1 comentario

Título: Estación de tránsito

Autor: Clifford D. Simak

Año: 1963

Editorial: Martínez Roca / Super Ficción

Año de edición: 1980

Nº de páginas: 185

Clifford D. Simak fue uno de los destacados escritores de ciencia ficción del siglo XX, quizá no tan conocido fuera de los aficionados al género, pero sí alabado dentro del mismo.

No había podido leer nada escrito por Simak, pero si que había leído buenas críticas sobre la novela que nos ocupa, ganadora además, del premio Hugo en el año 1964 y también sobre su novela Ciudad. Hace poco conseguí este ejemplar de segunda mano, ya que es una edición de 1980 y le pude dar una oportunidad al autor.

La novela empieza de forma curiosa, ya que nos cuenta una batalla en la que lo más destacable es la supervivencia del soldado Enoch Wallace. Posteriormente, con la acción centrada ya casi cien años después de la batalla, un agente de la C.I.A. se encuentra investigando a un hombre que vive recluído y que parece no envejecer nunca. Además vive de forma muy rudimentaria, al estilo de muchos años atrás.  Ese hombre resulta ser Wallace.

Una vez hecha esta introducción, el libro se mete casi de lleno en la vida de Wallace, que resulta ser el guardián de una estación creada en La Tierra, para que alienígenas de infinidad de mundos distintos puedan pasar por ella en su camino hacia otros mundos.

Mientras se mantenga dentro de la estación, Wallace no envejecerá y tendrá la ocasión de conocer gran cantidad de especies distintas e incluso trabar amistad con algunos de ellos. Éstos a su vez, le dejarán obsequios como motivo de agradecimiento hacia su labor.

Y esta es, sin duda, la parte más interesante del libro. La forma en que un ser humano asume que la vida no se acaba en La Tierra, sino que ésta solo es una insignificante parte del universo y a la que todavía le queda mucho para llegar a equipararse a otros mundos mucho más desarrollados y los contactos con razas distintas, cada una con sus costumbres y sus extraños artilugios.

Y digo que esta parte es la interesante, porque la historia que Simak introduce para darle un poco más de vida al libro, lo que hace es empobrecer el mismo. Una historia sosa y poco creíble, con un desenlace aún más decepcionante que la misma, si cabe.

Es una pena, porque algunas de las ideas que aporta el autor son muy buenas, pero esa historia rápida y atropellada con ese final no hace sino empañar lo que podría ser, a mi entender un libro bastante notable.

En definitiva, me quedo con las buenas ideas planteadas por Simak y con su desarrollo en algunos momentos del libro, que son francamente buenos, pero no puedo catalogar la obra como una de las grandes del género.

[Reseñas] Ubik

16/01/2010 1 comentario

Título: Ubik

Autor: Philip K. Dick

Año: 1969

Editorial: Puzzle

Año de edición: 2005

Nº de páginas: 297

Philip K. Dick es un escritor de ciencia ficción de origen estadounidense, fallecido en 1982, autor de varios novelas y relatos de éxito, muchos de ellos llevados al cine, como Minority Report o Blade Runner (cuyo título original es ¿Sueñan los androides con ovejas elctrónicas?).

Entre sus obras más conocidas y encumbradas nos encontramos con El hombre en el castillo o con la novela que hoy nos ocupa, Ubik.

Todavía no había leído ninguna obra de Dick y me decanté por Ubik principalmente por las buenas críticas cosechadas y también porque es una obra que al menos en estos momentos es relativamente fácil de conseguir en distintas ediciones con un precio asequible. Y creo que no fue una mala desición.

Dick nos presenta un mundo plagado de personas con poderes mentales como la telepatía o la precognición, o con la capacidad de contrarrestar dichos poderes. También existen personas que aún después de fallecidas pueden seguir siendo contactadas si es preciso, mientras son mantenidas en cámaras (lo que Dick llama “semivida”).

Joe Chip trabaja para Runcinter, el dueño de una empresa que se dedica a prestar servicios de neutralización de poderes mentales. Todo empieza cuando varios de los empleados, junto con Joe viajan a la luna para realizar un trabajo y se encuentran con una trampa. El peor parado del asunto es Runcinter, al que congelan rapidamente para poder mantenerlo en semivida. A partir de este momento, los acontecimientos se suceden sin que Chip ni sus compañeros sean conscientes de todo lo que ocurre a su alrededor.

Después de unas pocas páginas el libro te atrapa y te encuentras metido en la piel de Chip, intentando desenmarañar la madeja en la que Dick consigue meternos. El ritmo es trepidante, sucediéndose muchos giros inesperados que consiguen que el lector, a pesar de estar metido en la historia no llegue a ser capaz de distinguir totalmente qué es real y qué no.

Por la propia naturaleza de la obra, no creo que sea recomendable para todos los gustos, ya que mucha gente se encuentra más agusto con una trama un tanto más sobria y conociendo en todo momento el punto en el que se encuentran, pero he de decir que en mi opinión, Ubik es una obra fascinante, que ya pasa a formar parte de las obras imprescindibles de la ciencia ficción.

[Cine] Avatar

26/12/2009 1 comentario

El pasado viernes 18 se estrenaba una película llamada a marcar un antes y un después en el cine. Una de esas películas de las que uno no se llega a olvidar nunca. James Cameron terminaba al fin un antiguo proyecto que tenía en mente desde hace más de diez años: Avatar.

¿Estamos realmente ante una revolución? Pues diría que sí y que no.

La trama se desarrolla en el año 2154, cuando el ser humano ya ha llegado a Pandora, un planeta en el que la raza humana tiene altos intereses económicos y que es habitado por una raza de humanoides azules conocidos como los Na´vy. Para poder relacionarse con ellos, los humanos crean especímenes que convinan ADN de ambas especies, creando así un avatar que puede ser controlado por el humano que ha aportado el ADN. Jake Sully es un ex marine inválido al que reclutan para usar el avatar de su hermano gemelo fallecido y será el que consiga adentrarse en la cultura de los pobladores de Pandora.

La idea de los avatares no es muy innovadora, ya que es muy parecida a una concebida por Poul Anderson en su relato Llámame Joe, en el que los seres humanos usaban esos “avatares” para explorar el planeta Júpiter.

En cuanto al argumento, tampoco es muy original. Nos encontramos ante la clásica crítica al ser humano y sus ansias de riqueza y poder, pasando por encima de cualquiera que se interponga. Una historia contada muchas veces. Sin duda es la grandeza de Pandora lo que dota a la película de “algo” más.

En cuanto al aspecto visual sí que nos encontramos ante algo nuevo. La mezcla de imágenes reales con elementos diseñados por ordenador es francamente buena. Hay varios momentos en la película en los que no sabes distinguir entre uno y otro. Pero lo que realmente me impresionó fue la expresión facial de los Na´vy. Te llegas a creer que son personajes de verdad observando los gestos y el movimiento de la cara. Por otra parte, el avatar de Sigourney Weaver se parece más que ella misma…

La recreación del planeta es otro de los puntos fuertes de la película. Es extraordinaria todo el colorido del que hace gala, fundamentalmente en las imágenes nocturnas, cuando la flora y fauna empieza a emitir luz propia.

A pesar de las más de dos horas y media que dura la película, no se hace para nada larga. No eres consciente del tiempo que ha pasado, unas veces por la acción, pero fundamentalmente porque las imágenes te cautivan desde el comienzo hasta el final.

En cuanto al 3D, no creo que sea imprescindible visionarla en este formato. Creo que todavía queda mucho por avanzar en este campo y que Avatar se disfruta practicamente igual de ambas formas. La experiencia que aporta hoy por hoy este formato no es tan enriquecedora como para pagar tres euros más que una entrada normal.

En definitiva, esta es una película de esas que no caerán en el olvido. Aunque dentro de diez o veinte años los efectos hayan mejorado muchísimo más dejando éstos obsoletos, la gente no olvidará con facilidad lo que suponen hoy día. Algo así como lo que ha pasado con Matrix.

Sin embargo, parece que queda la impresión de que podía haber dado un poquito más de sí buscando una historia un poco más original. No creo que nadie en el cine no se esperara lo que iba a pasar, quitando algunos detalles.

[Reseñas] La guerra de las salamandras

21/11/2009 1 comentario

Título: La guerra de las Salamandras

Autor: Karel Capek

Año: 1936

Editorial: Gigamesh Bolsillo

Año de edición: 2009

Nº de páginas: 236

Karel Capek es un autor checo conocido entre otras cosas por escribir junto a su hermano la obra R.U.R. en la que aparece por primera vez la palabra “robot”, aunque se dice que la idea fue de Joseph. Pero el hecho de que Karel sea el más famoso de los dos hermanos hace que sea principalmente su nombre el que salga a relucir cuando se habla del tema. Y precisamente la obra que le dio un nombre dentro de la ciencia ficción es este título, La guerra de las salamandras.

La historia es una ácida crítica a todos los aspectos de la sociedad, pero sobre todo a los políticos y demás mandatarios que tenemos al frente y que toman las decisiones por todos nosotros. Todo esto dotado del más fino sentido del humor.

El libro está estructurado en tres partes: en la primera se descubre y se presenta a las salamandras, en la segunda se asientan entre los humanos no sin dificultades y en la última se declara la guerra a la que hace referencia el título.

En la primera parte conocemos al capitán Van Touch, que buscando perlas por el océano Índico descubre a las salamandras, una especie de lagarto con una gran capacidad para el aprendizaje. Ésto lo aprovecha el capitań para conseguir que financien un negocio dedicado a las extracción de perlas, en el que el trabajo lo hacían las salamandras a cambio de herramientas y armas con las que defenderse de los tiburones. Mientras, el capitán traslada a las salamandras a otras costas y empieza a enseñarles todo tipo de habilidades, incluso el lenguaje.

La segunda parte es narrada citando recortes de periódicos de la época encontrados en una colección. Conoceremos cómo se van integrando las salamandras en la sociedad, pasando por experimentos a los que son sometidas para conocer sus características físicas y su capacidad intelecutal e incluso llegando al nivel cultural de los seres humanos, aunque siendo muchas veces repudiadas por los mismos. Ahora se las emplea para trabajos submarinos, como la construcción de diques o la ampliación de las costas, todo ello a cambio de comida, materiales y herramientas más sofisticadas. Mientras, éstas se multiplican sin parar llegando a superar la población humana ampliamente.

Esta segunda parte está compuesta de un capítulo bastante largo, que se encuentra lleno de notas de autor, que muchas veces llegan a ocupar más espacio en la página que la narración principal o incluso se extienden por dos o tres páginas, lo que puede hacer que la lectura sea un poco tediosa.

En la tercera parte Capek nos cuenta cómo empieza la guerra entre las salamandras y los humanos. La verdad que no tiene nada de sorprendente, ya que es un hecho que se ve venir desde casi el principio del libro, pero ahí reside “la gracia” del mismo, ya que parece mentira que la humanidad no se diera cuenta de hacia dónde avanzaban.

El autor completa el libro con un capítulo en el que se entrevista a sí mismo, dando una lectura bastante pesimista sobre las posibilidades de convivencia en el planeta ya no sólo entre especies distintas, sino dentro de la misma.

Buena obra la de Kapel, la cual a pesar de ser escrita hace más de setenta años podría ser perfectamente vigente en la sociedad actual y que hace reflexionar sobre la inteligencia humana o sobre la falta de la misma en muchos casos.

En cuanto a la edición del libro, dentro de la colección de bolsillo de Gigamesh, decir que aunque realmente se le puede llamar libro de bolsillo, por el modo en que lo han compactado todo, se han pasado un poco con el tamaño de la letra, que parece que más reducido no puede ser. Pero nada más lejos de la realidad, porque luego te encuentras con las notas de autor, aún más reducidas haciendo que los cansados ojos te pidan un descanso y ésto añadido al capítulo anteriormente mencionado hace que tengas que tengas que hacer un alto en la lectura casi obligatoriamente.

[Libro vs Película] Guía del autoestopista galáctico

19/11/2009 1 comentario

guía del autoestopista galáctico película

VS

Tras muchos años de lucha por parte de muchos, con Douglas Adams a la cabeza, para que se llevara la Guía al cine, tuvo que ser el desagradable incidente de la muerte del autor la que le diera el empujón definitivo al proyecto y lo hiciera llegar a buen puerto. Así en 2005, con Garth Jennings dirigiendo el proyecto se estrenó la esperada película. El encargado del guión fue Karey Kirkpatrick, quién se valió de todos los guiones y borradores escritos por el propio Adams a lo largo de los años anteriores a su muerte.

Nada más comenzar la película se nota lo mucho que se ha respetado la obra de Adams y su mano en los guiones, ya que a pesar de algunos cambios en la estructura de la historia o en algunos detalles, podemos ver cómo hay diálogos casi calcados del libro. Además hace uso de la guía casi exactamente igual que en la obra original.

Han sabido transmitir el carisma de cada personaje, sobre todo de Zaphod y el robot Marvin, mostrándolos casi como uno se los imagina al leer sobre ellos. Además, llevan al pie de la letra la obsesión de los vogones por la burocracia y el cumplimiento de las leyes establecidas.

Una de los detalles que no me gustaron de la película fue que no le dieran un poco más importancia al momento de la respuesta dada por el ordenador Pensamiento Profundo a la pregunta última de la vida el universo y de todo lo demás, pero quiźas sea porque fue el momento del libro con el que más disfruté y en la película pasa casi inadvertido. Sin embargo hay momentos buenísimos que le hacen justicia al libro, como por ejemplo el de la ballena y la maceta de petunias.

La forma de mostrar los artículos de la guía con la voz en off me parece muy acertada. Y el modo en el que viaja la nave cuando activan la energía de la improbabilidad es absolutamente desternillante.

En el final hay un cambio con respecto al libro supongo que por exigencias “hollywodienses” que parece que siempre tienen que darle el mismo final a las historias y no contemplan nada que termine de otro modo.

En resumen, me deja gratamente sorprendido esta adaptación, e incluso creo que al contrario de lo que pasa con muchas adaptaciones dejará más satisfechos a los que se hayan leído el libro que a los que se acercan por primera vez a la obra.

Creo que Adams estaría satisfecho si pudiera ver su mejor obra en la pantalla grande. Bonito el detalle de dedicarle la película nada más acabar. Y es que este genio estará para siempre con nosotros a través de sus obras.

[Reseñas] Guía del autoestopista galáctico

12/11/2009 5 comentarios

Autoestopista

Título: Guía del autoestopista galáctico

Autor: Douglas Adams

Año: 1979

Un servidor, imagino que al igual que la mayoría de los mortales, siempre tiene asuntos pendientes que resolver. De hecho, parece que cuando consigues terminar con uno de ellos, se te acumulan varios más. Pues bueno, puedo decir que estos días he concluído una de mis tareas pendientes. La lectura de la Guía del autoestopista galáctico. Y es que no se si por culpa mía o por las leyes de la improbabilidad, nunca había caído en mis manos un ejemplar de este libro. Solucionado este problema, no me hicieron falta más que 2 o 3 días para poder quitar ésta de mi pila de tareas.

La historia comienza un jueves cualquiera, en el que Arthur, un terrícola como otro cualquiera, se entera no sólo de que van a derribar su casa para construir una circunvalación, sino de que van a destrozar el planeta entero para construir una autopista intergaláctica. Gracias a su amigo Ford, que restultó no ser un terrícola como le había dicho, sino un autoestopista que llegó hace quince años a la Tierra y no ha podido salir de ella, Arthur consigue salvar su vida y salir al espacio exterior con él. Esto es solo el principio, ya que a partir de ahí se encontraran con el presidente de la Galaxia, Zaphod y su novia Trillian, una terrícola que ya había abandonado el planeta además de con un robot deprimido llamado Marvin. Juntos empezarán a vivir estrambóticas aventuras a lo largo y ancho del universo.

Adams nos presenta todo un universo lleno de extrañas criaturas enseñándonos distintas culturas y razas alienígenas sin centrarse en la descripción de las mismas, sino mostrándonos las situaciones más inverosímiles con un estilo un poco caótico a veces, aunque sumamente divertido.

Muy bien utilizado el recurso de la guía del autoestopista galáctico, que es un libro electrónico del cual Ford posee un ejemplar y que utilizan (sobre todo Arthur) a modo de enciclopedia, obteniendo descripciones cuando menos curiosas de los distintos planetas o seres que forman el universo.

Seguramente sea éste el libro con el que más me he reído. Al menos estoy seguro de que tiene el gag más gracioso con el que me he encontrado en una lectura: el momento en que el ordenador les da la respuesta a la pregunta última de la vida, el universo y todo lo demás tras siete millones y medio de años de espera. Es increíble. Las personalidades con las que dota a las inteligencias artificiales presentes son de lo más hilarantes.

En fin, no diría que es un libro recomendable, diría que es imprescindible. Además, es una obra atemporal y relativamente sencilla de conseguir.

En cuanto a la edición que leí, es de la colección Compactos de Anagrama. Como curiosidad decir que de las 290 páginas con las que cuenta el libro, solo 190 corresponden a la obra de Adams, ya que a ésta le sigue un epílogo escrito por Robbie Stamp tras la muerte de Douglas Adams, en el que explica las dificultades que tuvo Adams cuando intentó llevar su obra a la gran pantalla y cómo finalmente se pudo realizar la adaptación, aunqeu el autor no pudiera verla. Además, tras este epílogo nos encontramos con entrevistas a varios de los actores de la película y el guionista.

Si antes decía que cuando terminas una tarea pendiente normalmente aparecen varias más, este libro no iba a ser distinto. Y es que, después de terminarlo a uno solo le entran ganas de seguir con el resto de historias de estos personajes, ya que la serie está definida como una “trilogía de cinco libros”. Solo esta obra podría definirse de este modo…